Mark Alexander Dimond o simplemente “Markolino” como fue apodado por sus amigos, aunque nació en Filadelfia, él creció en Lower East Side, al sureste de la ciudad de Nueva York.


Fue un Músico y Compositor estadounidense vinculado al Jazz Latino, la Salsa, el Rock y R&B. Nacido el 23 de noviembre de 1950, en Estados Unidos.


Estudió música desde muy joven sabía escribir y leer partituras, sus biógrafos comentan que fue básicamente un empírico y autodidacta. Ellos dicen que una vez que escuchaba un tema o interpretaba su partitura para siempre no lo olvidaba nunca.


Apreciado por su destreza y creatividad con el piano, trabajó desde mediados de los años 60 con reconocidos artistas como:
Ángel Canales.
Héctor Lavoe.
Willie Colón.


Su trayectoria, aunque breve, dejó temas de salsa entre los fanáticos de este género musical temas como:
Guajirón (1968).
The Hustler (1968).
Te están buscando (1969).
El Todopoderoso” (1975).
Rompe Saraguey (1975).
Por qué adoré (1975).
Los salseros de acero (1976).
Brujería (1971).
Beethoven’s V (1975).


Su madre era trabajadora social del New York City Welfare Department, y su hermana estudiante universitaria. Según contaba a sus amigos su padre era de origen cubano y de apellido Dimond, aunque ninguno de sus compañeros lo conoció.


Desde adolescente le gustaron las drogas, principalmente la heroína. Cuando se trataba de drogas, Markolino no podía controlarse. Así lo contó Andy Harlow, flautista y director del sexteto en el que desde 1966 Mark comenzó a tocar el piano gracias a la gestión de su amigo y vecino, también músico, Ismael Miranda.


En 1968 junto a la orquesta del Maestro Willie Colón tuvo su primera gran oportunidad en estudios. Participó de la grabación de la producción The Hustler, donde demostró todo su talento tocando el piano.

De este Long Play, los fanáticos destacaron su participación en la canción que le dio nombre al LP y al tema “Guajirón”, es una guajira donde este espectacular pianista hace un montuno a contracorriente con el bajo y además hace un solo, aún hoy clásico entre los pianistas de salsa.


Además de ser un talentoso pianista, también era un adicto que genera muchos problemas a la orquesta. Su adicción a las drogas fomentó una actitud poco responsable del artista manifestado en su muy continua impuntualidad, esto sumado a inconvenientes del manejo del dinero.


Para la segunda producción junto a Willie Colón, Guisando: Guisando / Doin’ a Job” de 1969, Markolino compone un tema agrio y oscuro por su sonoridad, pero paradójicamente lleno de ingenuidad.

El tema “Te están Buscando”:

Te están buscando ya, la policía
Te están buscando ya, la policía.
Te lo dije Markolino
que tuvieras más cuidao
la jara te anda buscando
tú estás guisao.
Siempre andando con bolitas
un día te iban a agarrar
te lo dije Markolino
que tuvieras más cuidao.
Te lo dije Markolino
que tuvieras más cuidao.
la jara te anda buscando,
tu estás guisao
Siempre con el mismo cuento
nunca quieres trabajar
te lo dije Fu Man-Chú
esconde el papel de bambú.
CORO:
Ay viene la jara y mira donde va.

Markolino Dimond


En aquella época, la Banda de Willie Colón empieza a ser administrada por el popular empresario musical y Manager de diversas bandas de Salsa, Richie Bonilla. Para el siguiente disco, “Cosa Nuestra” de 1971, se producen cambios en la Orquesta.
El Profesor Joe Torres es el pianista.
Louie Romero tocaba el timbal.
José Mangual Jr tocaba el Bongó.


Bonilla en una entrevista comentó a una revista que la primera vez que escuchó la Orquesta de Colón por consejo del cantante Héctor Lavoe, la cual le gustó mucho, pero que lamentablemente estaba llena de músicos consumidores de droga. “El gran Pianista Mark Dimond era un drogadicto” comento Bonilla.


Entonces Markolino emprende su propio un proyecto, y en año 1971, graba una producción con su banda, bautizado como Conjunto Sabor. Este disco fue el debut de un cantante joven nacido en la ciudad de Ponce llamado Ángel Luis Canales.


La producción “Brujería” incluye ocho canciones compuestos y arreglados por Dimond, y sin duda alguna es de las mejores producciones de la Salsa dura de todas las épocas.

Lamentablemente la adicción de Markolino a las drogas interfiere de nuevo y hace que sus propios compañeros de la banda procedan a prescindir de su talento. El Conjunto continúa bajo el liderazgo de Canales.


Esta disco es remasterizado tiempo después, ya Canales gozaba de prestigio en el ambiente salsero por su estilo particular de interpretar la Salsa, y le cambian la portada a “Ángel Canales / Mas Sabor”, sin darle los respectivos créditos a Dimond.


Markolino trabaja de manera itinerante con la Orquesta Dicupé en el año 1972, después de la salida del Pianista Luis Esquilín, tal como lo contó el bongosero de la mencionada orquesta, Mario Librán.


Markolino tocó mucho con la Dicupé, pero era un problema porque siempre llegaba tarde. En esa época pasaron muchos músicos por la Banda. Markolino fue el que más tiempo duro. Dimond no llega a participar en el segundo disco de la Dicupé de 1974.


En el ’74, Markolino fue invitado para grabar el piano en el primer disco como solista de Héctor Lavoe, en la producción “La Voz”, el cual saldría en 1975.


El Long Play abre con “El Todopoderoso”, un tema lleno de vida donde el pianista Dimond parece agradecer su talento a Dios. En ese disco graba un solo de piano que es uno de los más populares entre los melómanos, el de “Rompe Saraguey”.


En ese mismo año ’74 participa en el primer disco como solista de Ismael Quintana, grabando un par de canciones de la cual se destaca “Mi Debilidad”, donde Dimond graba un solo imponente que describía su particular estilo de tocar el piano.


Ese par de grabaciones con músicos de la banda Fania hace suponer que fue la época en la que Jerry Masucci y Johnny Pacheco contaban con Markolino en la poderosa en unas pocas ocasiones en que Larry Harlow no estaba disponible, todo esto antes de la llegada del maestro Papo Lucca como Pianista regular de la Orquesta.

El año 1975, representó la cúspide de la carrera de Dimond. Ese año graba la producción más importante de su carrera musical por los siguientes motivos:


1 – Porque sería el último disco de Salsa que grabaría con una Orquesta reunida y liderada por él.
2 – Por la química y explosiva combinación de músicos convocados: Todos latinos en la parte rítmica y norteamericanos (menos Reinaldo Jorge) en los metales.


El resultado: una joya musical que está en el cénit de lo que es la Salsa como concepto musical: latinos y Gringos aportando ritmos y armonías para producir una expresión única e irrepetible.


De esta producción se destaca la canción “Por Qué Adoré”, compuesto por Tite Curet, e interpretado por Chivirico Dávila, se ha vuelto objeto de culto por parte de los melómanos.
En esa misma época Paradójicamente, Dimond emprende una producción de Rock y R&B llamado “The Alexander Review” donde toca el piano y canta.


En este proyecto participaron músicos de la talla de Eddie “Guagua” Rivera, Ray Maldonado, Tom Malone y Barry Rogers.


Este disco no fue bien recibido. Dicen que esta crítica negativa lo afectó mucho y contribuyó definitivamente a su distanciamiento de los estudios de grabación.


En 1976 aparece muy poco en los estudios de grabación, solo participa en producciones de dos de sus amistades.


1 – En “Latin Fever” de Andy Harlow, arregla y toca el Piano en “Las Mujeres”. Nuevamente deslumbra con un solo en lo que es el mejor tema del disco.


2 – En “Los Salseros de Acero” de Frankie Dante y la Flamboyán, Dimond tiene una lamentable participación tocando sintetizadores, muy distante de lo que habían sido sus trabajos anteriores.

A partir de ese año, La carrera de Markolino comienza a decaer del ambiente musical. Durante casi una década se mantiene desaparecido, alejado de los estudios y de la música. Ni sus colegas, ni sus amigos más cercanos conocían de su paradero.

Es en el año de 1985 que se presenta sin previa cita y con muy mal aspecto en la casa de Andy Harlow en Miami, quien se había radicado en esa ciudad en 1977.


Harlow estaba trabajando en una producción llamada “Miami Sessions” junto a su hermano el pianista Larry Harlow.


Markolino les cuenta que estaba en bancarrota, compartiendo una habitación de con una mujer en un Motel y que necesitaba que le dieran dinero. Andy Harlow le da unas partituras, le facilita un pequeño Piano Eléctrico y le pide el favor que haga los arreglos de la producción.


Dimond regresa con los arreglos, toca en todas las canciones menos en la grabación de “Philadelphia Mambo” grabado por Larry Harlow, le pagan su dinero y se marcha para no volver.


Tres temas de ese Long Play registran los últimos solos de la carrera de Markolino: “Decide tu”, “Nadie da Nada” y “Mortifica”.


La luz de su talento brilla, pero el alma ya no está allí. En algunas frases se oyen citas a solos anteriores, como si sintiera que el final estaba cerca.

Andy Harlow no supo más de él, hasta que aproximadamente un año después, recibe una llamada de la madre de Dimond, ahora retirada y viviendo en Augusta, Georgia. Markolino había muerto en el área de San Francisco / Oakland, donde finalmente se había reencontrado con su padre cubano.

Consiguió un trabajo en un Centro Comercial, en una tienda de pianos como vendedor. Había logrado componer un poco su vida, pero un día colapsó en la tienda a causa de una sífilis cerebral no diagnosticada que, seguramente, estaría padeciendo durante años.

Según Andy Harlow, mucha gente trató de ayudar a Markolino en su Vida: Su madre, sus amigos. Incluso Jerry Massucci. Pero el destino de Dimond ya estaba escrito. El consumo de heroína afectó negativamente su salud y lamentablemente, falleció a los 36 años en Oakland, California.
Alejado de la música y con un talento que siempre impresionó a sus propios colegas, y que tenía muchísimo más que dar. Su música, vivirá por siempre.

Por Dj Jair

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *